Actualidad Contable 182 - Mayo 2022

VII Jornada AECA de Normalización y Derecho Contable - Madrid, 3 de mayo, 2022
APERTURA
Dª. María Amparo López Senovilla
Subsecretaria de Economía y Empresa                                                                   
Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital

Buenos días a todos,

Quisiera comenzar agradeciendo a AECA y a su Presidente, Leandro Cañibano, su invitación, una vez más, a participar en la apertura de esta jornada, la VIII sobre Normalización y Derecho Contable.

Y es un agradecimiento al que sumo mi felicitación a la Asociación, por las interesantes jornadas que organizan sobre temas que nos atañen a todos, como profesionales, pero también como sociedad. 

A lo largo de la mañana podréis disfrutar de las ponencias de distintos expertos, hablando de materias tan relevantes como la incorporación de los criptoactivos en cuentas anuales o la evolución de los estándares de información no financiera. Temas que, como bien sabéis, influyen enormemente en el desarrollo y en la credibilidad de las empresas y, por lo tanto, en la confianza en nuestra economía.

Pero permitidme que comience mencionando la conferencia inaugural, a cargo de Santiago Durán, Presidente del ICAC, y que dará cuenta de la situación de la normativa contable. 

Nadie mejor que él para explicar el Real Decreto por el que se modifican el Plan General de Contabilidad, el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas, las Normas para la Formulación de Cuentas Anuales Consolidadas y las normas de adaptación del Plan General de Contabilidad a las entidades sin fines lucrativos, que entró en vigor hace más de un año.

Una modificación que tuvo como objetivo último reforzar la calidad de la información financiera en España al permitir una mayor armonización, transparencia y comparabilidad de la contabilidad.

Estos elementos son siempre necesarios, pero ahora resultan imprescindibles ante el reto que supone para la economía española ejecutar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. No en vano, el Reglamento que aprueba el Plan General de Contabilidad constituye una de las reformas del Plan de Recuperación.

Llevamos ya un año trabajando con la hoja de ruta del Plan, que supone realizar importantes inversiones, acompañadas de trascendentes reformas que tienen como objetivo no solo la recuperación de nuestro país tras la pandemia, sino una verdadera transformación sostenible y perdurable.

Como no puede ser de otra manera, el impacto que está teniendo en las empresas y tendrá en los próximos años requiere de la mayor de las excelencias en todo lo relativo a la contabilidad de las mismas y, por supuesto, a la rendición de cuentas.

Por otra parte, siempre se debe tener presente que los estados financieros no solamente se limitan a facilitar información a inversores o a dar cuenta de las transacciones efectuadas, sino que fomentan la gobernanza empresarial e incrementan la confianza en las empresas.

Sin querer entrar en detalle, desde un punto de vista más concreto, la reforma siguió la senda de modificaciones anteriores con la clara vocación de estrategia de convergencia del Derecho contable español con las normas internacionales de contabilidad adoptadas por la Unión Europea (NIIF-UE). De esta manera, se ha permitido:

1) En primer lugar, que las sociedades integrantes de los grupos cotizados, obligados a seguir en sus cuentas consolidadas las citadas NIIF-UE, puedan formular las cuentas anuales individuales con un marco de información financiera adaptado a los principios y criterios contables internacionales.

2) Y, en segundo lugar, se ha logrado que todas las empresas españolas, tuvieran o no sus valores admitidos a cotización, hayan transitado hacia la aplicación de una normativa contable inspirada en los principios y criterios aprobados por la Unión Europea para los grupos cotizados.

Además, quisiera recordar que se tuvieron en cuenta las necesidades de las PYMES, tan importantes en nuestro tejido productivo, de tal manera que las modificaciones introducidas en el Plan General de Contabilidad no se incluyeron en la modificación del Plan General de Contabilidad de PYMES porque se quiso continuar la línea de simplificación de las obligaciones contables de las empresas de menor tamaño, limitándose a mejoras técnicas en aspectos muy concretos.

Pero más allá de los cambios que se introdujeron con el Plan General de Contabilidad, hay otro elemento de convergencia de nuestro país con Europa en esta materia y que tendréis ocasión también de conocer hoy aquí.

En 2017 la Comisión Europea aprobó un Reglamento para recoger la Norma Internacional Financiera NIF 16. Como es sabido, la NIF cambia el tratamiento contable, fundamentalmente para el arrendatario, de los arrendamientos operativos los cuales pasarán a recogerse en el balance, eliminando así el anterior modelo dual de tratamiento del arrendamiento que distinguía entre el operativo y el arrendamiento financiero.

Este nuevo enfoque supuso un cambio radical, que comenzó a utilizarse en las cuentas consolidadas de los ejercicios iniciados el 1 de enero de 2019, por aplicación directa del Reglamento Europeo. He de decir que no se incluyó en la reforma del Plan General de Contabilidad ya que se consideró que su introducción en las cuentas individuales requería de un estudio más detallado.

Resalto este punto, porque el documento de AECA que será presentado en esta jornada comparte esta decisión, al considerar que, en este momento, no sería acertado incorporar esta norma al Plan, dada su complejidad, pero estima necesario examinar los motivos que llevaron a la adopción de la NIF y su forma de aplicación, así como extraer conclusiones sobre la posible recepción en un futuro de la norma en el PGC.

Como todos vosotros sabéis, vivimos tiempos complejos en los que surgen nuevas demandas que deben ser abordadas desde un punto de vista normativo. Este es el caso de los criptoactivos, cuya importancia económica queda claramente reflejada en el Informe del Banco de España “Estabilidad Financiera primavera 2022” que, dentro del mismo, dedica un apartado especial a los criptoactivos.

Si bien actualmente la Unión Europea está trabajando en un Reglamento relativo al mercado de estos nuevos instrumentos, que se prevé que esté listo en 2024, conviene recordar que, en nuestro país, la CNMV ya ha regulado este mismo año la publicidad de los que sean presentados como objeto de inversión.

En este contexto, la Jornada se ocupará de su incorporación a las cuentas anuales, aspecto obviamente importante dado el desarrollo del sector, no solo ya en este momento sino el que previsiblemente seguirá teniendo con el consiguiente impacto económico.

La última Mesa Redonda se dedicará a la evolución de los estándares de información de sostenibilidad, una cuestión de plena actualidad en un momento en que la Directiva de información no financiera está siendo objeto de revisión en lo que concierne a la información sobre informes de sostenibilidad corporativa.

Esta revisión se ha considerado necesaria por parte de la Comisión Europea al ponerse de manifiesto que la información no financiera proporcionada por las empresas no está respondiendo a las necesidades de sus principales destinatarios, como son, entre otros, los inversores. Por ello, la reforma normativa tiene por finalidad:

- La mejora del reporte de información sobre sostenibilidad al menor coste posible de cara a explotar el potencial del Mercado Único Europeo.

- Que el informe de sostenibilidad corporativa contribuya al desarrollo de un sistema económico y financiero sostenible e inclusivo de acuerdo con el Pacto Verde Europeo y con el propio Plan de Recuperación, en el que la transición ecológica constituye uno de los cuatro ejes transversales junto a la transformación digital, la igualdad y la cohesión social y territorial.

Como todos vosotros sabéis, la reforma ya está en una fase avanzada, habiendo sido estudiada por el Parlamento Europeo, que ha introducido modificaciones sobre la propuesta original de la Comisión en torno a dos aspectos que querría resaltar: el ámbito de aplicación y la verificación del informe. Cuestiones, por tanto, que aún no están completamente cerradas. En lo que respecta al ámbito de aplicación, la propuesta de la Comisión amplía el mismo, siendo ahora exigible la realización del informe a todas las empresas grandes y a todas las PYMES cotizadas, con la excepción de las microempresas cotizadas. El Parlamento Europeo pretende excluir de la obligatoriedad a todas las PYMES, no solamente a las cotizadas, pasando la presentación de la información a ser voluntaria. En todo caso, ha de recordarse que la ley española de información no financiera aprobada en 2018 ya fue más allá de lo exigido por la Directiva, incluyendo no solo a EIPS, sino a otras empresas que cumplieran determinados requisitos de número de trabajadores, activo y cifra de negocios.

Por lo se refiere a la verificación, la Comisión amplía las competencias de los auditores para que no solo comprueben que se ha realizado el informe, sino que procedan a una verificación del mismo.

Además, la reforma permite que los Estados puedan autorizar que cualquier prestador de servicios independientes de verificación, acreditado conforme a las normas europeas, emita un dictamen sobre la información en materia de sostenibilidad.

Respecto de esta última cuestión, el texto del Parlamento Europeo quiere obligar a los Estados Miembros a que permitan esa verificación. Como en el caso del ámbito de aplicación, la Ley de 2018 fue ya más allá de la Directiva de 2014 y obliga a que la información incluida en el estado de información no financiera sea verificada por un prestador independiente de servicios de verificación.

Desde el punto de vista del contenido del informe, la reforma pretende que se especifique con mayor detalle la información que las empresas están obligadas a publicar, introduciendo nuevas obligaciones sobre aspectos tales como estrategia, objetivos, gobierno, y la manera en que han identificado la información que reportan.

Por otra parte, se ha constatado que ninguna norma o marco vigente satisface por sí mismo las necesidades actuales de la UE en cuanto a la presentación de la información. Por ello, la reforma faculta a la Comisión para adoptar normas propias de la UE.

Será el EFRAG el encargado de realizar el asesoramiento técnico en este campo y estoy segura de que, tras las intervenciones de los ponentes de la última Mesa, todos vosotros tendréis mucho más conocimiento de esta importante parte de la reforma.

Concluyo ya. Y lo quiero hacer reiterando la importancia de jornadas así, pero sobre todo la relevancia que los temas que aquí se tratan tienen para nuestra economía.

La contabilidad, la información financiera y la no financiera, o la regulación de nuevos activos digitales son asuntos determinantes para la salud empresarial y, consecuentemente, para garantizar la transparencia y fomentar la confianza de los inversores.

La recuperación económica que se está produciendo en nuestro país, apuntalada con los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, viene de la mano de todos: Gobiernos, empresas, autónomos y ciudadanos.

Nosotros continuaremos con el paquete de reformas derivadas del Plan y siempre es de agradecer jornadas en las que se debata sobre novedades legislativas o futuras normas que se aprobarán.

Por eso, os deseo mucha suerte en la mañana de hoy y en las sesiones venideras.

Muchas gracias