Europa Press
17 de septiembre de 2004


El Congreso de los Diputados aprobará la creación de una subcomisión sobre RSC


El Congreso aprobará el próximo jueves la creación de una subcomisión sobre responsabilidad social corporativa, en la que comparecerán representantes de empresas y de sus grupos de interés para impulsar el debate sobre este modelo de gestión en España, según confirmó a Europa Press el diputado de CiU y portavoz de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales Carles Campuzano.

La creación de la subcomisión, que ha sido impulsada por CiU, tendrá lugar en el marco de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales, y todo indica que comenzará a trabajar a finales de este mes; la intención es que comparezcan representantes de empresas, sindicatos, organizaciones no gubernamentales e instituciones académicas.El modelo, según Campuzano, es similar al de la Mesa Cuadrada del Pacto Mundial de la ONU en España, y también al de la Comisión de Expertos que va a elaborar el proyecto de ley sobre responsabilidad social corporativa en el seno del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.De hecho, la intención de esta subcomisión parlamentaria es fomentar el debate y el diálogo en torno a las principales cuestiones relacionadas con la RSC, y cooperar de esta forma indirecta con la definición del proyecto de ley; este último, en todo caso, será elaborado por el Gobierno.

Por su parte, también en el marco de las jornadas sobre RSC y discapacidad organizadas hoy en Madrid por 'Nuevo Lunes' y Fundación ONCE, el diputado socialista Ramón Jáuregui, portavoz de Política Social y Empleo en el Congreso, reiteró que la Comisión de Expertos del Ministerio va a incluir también a la sociedad civil, junto a empresas y sindicatos, aunque no precisó fechas para su constitución definitiva.Jáuregui señaló que la Comisión trabajará hasta el final de este curso parlamentario, 'y se supone que para junio o julio de 2005 ya se sabrá qué hacer con la responsabilidad social corporativa'. Así, a mediados de la legislatura, o en todo caso antes de que concluya, estará listo el proyecto de ley sobre RSC.En opinión del diputado socialista, 'hace falta una intervención pública del Gobierno' para impulsar la RSC, pero la ley no será impositiva, sino que más bien contribuirá a aclarar el concepto, determinar qué empresas pueden llamarse 'responsables' y según qué estándares, o establecer quién puede auditar.'Así, por ejemplo, ninguna empresa podrá hacer márketing social si no cumple con la ley de inserción de discapacitados', explicó Jáuregui, apuntando que por el momento el debate sobre la RSC en España se caracteriza por 'demasiada confusión y un exceso de optimismo'.

El PSOE pretende incorporar la RSC como un asunto que la empresa puede y debe tratar', añadió el diputado socialista, apuntando que la sociedad española cada vez es 'más organizada y exigente' y que los empresarios 'simplemente ya no pueden preocuparse sólo por los beneficios para los accionistas'.

Inserción de discapacitados

Entre las asignaturas pendientes, los ponentes de la jornada destacaron la inserción de los discapacitados. Así, Campuzano recordó que España cuenta con 900.000 personas con discapacidad en el paro, dos tercios del colectivo, y que el debate de la RSC debe servir, por ejemplo, para 'dar respuesta' a problemas reales como este.

A su vez, el diputado popular Francisco Vañó señaló que los problemas de inserción se deben 'al desconocimiento y la ignorancia' dado que los empresarios 'no saben que contratar a discapacitados resulta incluso rentable'. 'Que nos den cancha, que superen los tópicos y nos dejen demostrarlo', apuntó Vañó, él mismo parapléjico.Para ello, apuntó, en primer lugar debe cumplirse con la legislación, que impone un 2% de trabajadores discapacitados en el sector privado y un 5% en la Administración. 'Y no deben hacerlo por hacer un favor, sino porque va en beneficio mutuo', insistió el diputado popular, subrayando que lo que pretende este colectivo no es nada más que 'la igualdad en la línea de salida'.