Víctor Alió- 40 aniversario

Víctor Alió


"AECA ha sabido adaptar sus objetivos a la evolución que han vivido en las últimas décadas las ciencias empresariales, la información financiera y la realidad económica"

Víctor Alió

¿Qué destacaría del papel de AECA a lo largo de todos estos años y de cara al futuro?
Hoy en día no se pone en duda que la información financiera es crucial para la toma de decisiones. Estamos muy acostumbrados a escuchar valoraciones de magnitudes económicas en cualquier contexto; a que los medios de comunicación, incluso los no especializados, hablen de crecimiento, de sostenibilidad, de la evolución de una u otra empresa, etc.  En cualquier estadística o divulgación de información de tipo económico se manejan datos, estimaciones, evoluciones…, cifras que en mayor o menor medida proceden de alguna fuente de carácter económico; los analistas financieros manejan datos económicos de las empresas sobre las que deben opinar, y sobre la base de las cifras económicas, inundan los medios planteando tendencias, sugiriendo inversiones, y en definitiva, aportando información al mercado. Observamos que la información financiera es una base fundamental para que un mercado sea confiable.
Pero la información financiera aporta confianza, solo y exclusivamente si es creíble, es decir, si el usuario acepta que está preparada de forma adecuada, y si resulta comparable con otra información que esté circulando en la maraña de datos, es decir, si está preparada conforme a un marco normativo que favorezca esa comparación.

"AECA juega un papel muy importante en la generación de confianza en la información financiera. Desde su fundación hace ya 40 años, ha estado sembrando un germen de comentarios, artículos, estudios de diversa índole sobre la normalización de la información financiera, que la han convertido en un referente en la materia"

Construir un entorno global de confianza en cuanto a la información financiera no es tarea fácil, ya que intervienen numerosos agentes. Todos y cada uno ponemos nuestro granito de arena para favorecer esa confianza: empezando por el final, los auditores revisamos que la información financiera que elaboran las empresas represente la realidad (la imagen fiel en términos técnicos…) de su situación económica, financiera y patrimonial. Y un porcentaje muy elevado de nuestros informes contienen una opinión favorable, lo que implica que los responsables de la elaboración de esta información financiera tienen el conocimiento, habilidades y destrezas necesarias para que esta sea preparada en términos generales, de acuerdo al marco normativo que resulte aplicable a la entidad, de forma coherente, adecuada para reflejar esa realidad de la situación de la entidad.
AECA juega un papel muy importante en generar este clima de confianza en la información financiera. Desde su fundación hace ya 40 años, ha estado sembrando un germen de comentarios, artículos, estudios de diversa índole sobre la normalización de la información financiera, que la han convertido en un referente en la materia. No podemos olvidar que muchos de los principios contables emitidos en su momento por AECA, fueron adoptados en el Plan General de Contabilidad, allá por 1990. Y que se han publicado, mediante grupos de trabajo o comisiones, numerosas interpretaciones que, sin tener carácter de norma, se han utilizado de forma continua por los profesionales de la contabilidad y la información financiera durante décadas.
Estas publicaciones han trascendido a la mera normativa o principios contables. Las ciencias empresariales son mucho más que la información financiera y AECA ha sabido extender su ámbito de aplicación, para convertirse también en un referente en otros campos como la organización de sistemas de gestión, responsabilidad social corporativa, nuevas tecnologías, entre otros.
No puedo dejar de mencionar el acierto en la constitución en su momento de la Comisión de Contabilidad y Administración del Sector Público. Volviendo al inicio de mis palabras, considero que en España está instaurado un clima general de confianza en la información financiera elaborada por el sector privado. Sin embargo, queda mucho por hacer en materia de transparencia y confianza en la información financiera del sector público. La cantidad de Administraciones Públicas ya sean del ámbito estatal, regional, provincial o municipal, que hoy en día no publican ninguna información financiera es alarmante. Y además, los diferentes tribunales y cámaras de cuentas disponen en términos generales de unos medios insuficientes para realizar la labor de supervisión y revisión de dicha información. En este sentido, la labor de AECA de difundir la importancia de la contabilidad del Sector Público, de desbrozar y explicar muchos de sus principios, y de favorecer la transparencia en el sector público, merecen esta mención especial, y esperamos que consiga atraer la atención de la clase política para fomentar la publicación y revisión de la información financiera del sector público.
Otro aspecto muy importante de la labor de AECA es el acercamiento del mundo académico y del mundo empresarial. No en pocos foros se escucha que la universidad va por un lado, y las empresas por otro. Sin embargo, el objetivo de AECA de fomentar estudios científicos sobre muy diversas disciplinas relacionadas con las ciencias sociales favorecen el intercambio de opiniones y el acercamiento del mundo académico y el empresarial. Las numerosas jornadas, encuentros y congresos, en los que se involucran expertos del ámbito educativo, de la administración y del mundo empresarial favorecen este intercambio de ideas, reflexiones, y proyectos que van tomando cuerpo a lo largo del tiempo. Desde el Instituto de Auditores, también se ha observado la importancia de acercar la universidad a la profesión, y existen diversos proyectos, como el denominado “Proyecto Auditoría-Universidad”, orientado a la captación de talento en los estudiantes universitarios, haciendo atractiva la profesión. Por eso, cualquier actuación orientada a acercar los mundo universitario y empresarial es muy bienvenida.
AECA ha sabido adaptar sus objetivos a la evolución que han vivido en las últimas décadas las ciencias empresariales, la información financiera y la realidad económica. De cara al futuro, se plantean retos como por ejemplo la digitalización y su efecto en la organización y en los sistemas de gestión, o el carácter internacional en la emisión y difusión de la información financiera, que estoy seguro que están en la agenda de la Asociación, para seguir en la vanguardia de la mejora de los niveles de información en la empresa.